MÓDULO 1
Poner en marcha, desarrollar y mantener un huerto intercultural en un proyecto de integración

Resumen:

El módulo ilustra las tareas y los pasos para establecer y mantener un huerto intercultural enfocado a  un proyecto de integración social.

Este módulo pone un enfoque especial en: 

  • Cómo iniciar un huerto intercultural
  • Cómo involucrar a los participantes
  • Cómo sostener el proyecto

Conocimiento

  • Cómo llevar a cabo y coordinar las tareas a desarrollar en un huerto intercultural, las estructuras y la organización, así como el liderazgo y el presupuesto.
  • Cómo plantear importantes retos organizativos y cómo encontrar soluciones.

Competencias

  • Funcionamiento de una organización compleja en un entorno multicultural.
  • Adquirir habilidades sociales como el trabajo en equipo, la comunicación y la delegación de responsabilidades.

Enfoques

  • Combinar la horticultura urbana con la integración social.
  • Mejorar la comprensión de la sociedad, los valores y la cultura del nuevo país.
  • Crear un terreno común para la interacción entre los inmigrantes y la comunidad local.

Los huertos interculturales reúnen a personas de todos los ámbitos de la sociedad, a la población local, a inmigrantes y a refugiados. En su mayoría se incorporan a proyectos sociales. Estos espacios son una oportunidad para fomentar la integración social de los inmigrantes y refugiados y para empoderarlos en los nuevos países. Proporcionan un ambiente seguro donde las personas pueden interactuar entre sí. El número de huertos urbanos está aumentando con los años. constantemente en toda Europa.

  • Los huertos interculturales ofrecen oportunidades de aprendizaje ecológico, hortícola, práctico e informal.
  • Son espacios para el trabajo en red, el activismo social y la ciudadanía activa.
  • La mejora de la dieta a través de la producción de alimentos locales y los beneficios terapéuticos a través del contacto con la naturaleza son realidades reconocidas de los huertos comunitarios interculturales.
  • Si se cuenta con el marco político y el apoyo financiero adecuados, los huertos interculturales pueden ofrecer oportunidades de empleo y capacitación.

Eche un vistazo al documento de síntesis

PLASMAR LA IDEA

  • Los huertos interculturales pueden tener una gran variedad de formas, estructuras y posibilidades diferentes. No hay ningún modelo.
  • → Vea los diferentes conceptos de huertos en el apartado de Buenas Prácticas.
  • Para obtener nuevas ideas para su huerto, póngase en contacto con los proyectos de ya existentes, realice visitas de campo y haga todas las preguntas necesarias.
  • Piense en lo que se puede compartir y es transferible (por ejemplo, información sobre el marco legal, contactos importantes, etc).
  • Después, piense en:
    • incluir las condiciones y posibilidades necesarias durante la planificación del proyecto.
    • involucrar a los hortelanos y usuarios potenciales lo más pronto posible.
    • realzar los intereses comunes y dejar espacio y tiempo para el desarrollo.
    • planificar el material necesario, las redes disponibles, la adquisición del terreno, el personal, etc.
  • Nota: ¡La planificación es un proceso continuo!

Los huertos interculturales surgen como"proyectos de barrio".

  • Es aconsejable informar con antelación a los vecinos y a las instituciones cercanas, así como a las asociaciones del vecindario, de su idea de crear un huerto intercultural.
  • Los huertos interculturales son más efectivos como proyectos de integración social si los vecinos, escuelas, jardines de infancia y otras instituciones cercanas lo conocen y pueden participar activamente en el desarrollo del mismo.
  • → Ejemplos de buenas practicas con actividades para niños.
  • Organizar un evento informativo. Pregunte a las personas sobre sus ideas e invite a participar en el proyecto del huerto. Distribuya información (por ejemplo, anuncios en periódicos locales).
    → Ejemplo de buenas practicas para organizar una charla informativa.

Construir una red de confianza y de ayuda

  • La mayoría de los huertos interculturales se establecen a través de la cooperación de diferentes personas y grupos. → Posibilidades de colaboración.
  • Analizar cuidadosamente el entorno del proyecto: ¿Qué instituciones, asociaciones, políticos, administraciones o empresas están en la zona? ¿Quién podría ser útil para hacer avanzar su proyecto? ¿Quién podría tener conocimientos, recursos o contactos para ser un socio? ¿Quién podría tener inquietudes sobre sus planes?
  • Ponerse en contacto con organizaciones que trabajan con inmigrantes. Hablar lo antes posible con personas que puedan informar a sus redes sobre el proyecto de huerto planteado. Invitarlos a desarrollar el proyecto juntos. → Un ejemplo de esto es: el "Begegnungscafé"

Encontrar un área adecuada como punto de partida para el huerto

  • El espacio debe estar cerca de donde viven la mayoría de los hortelanos/participantes y, a poder ser, de fácil acceso andando.
  • Las plantas necesitan tierra (cultivo directo en la tierra o en parcelas dependiendo del terreno), luz solar y agua.
  • Se necesita un espacio adecuado para las parcelas, herramientas, abono, una zona de reunión y celebración, y otras infraestructuras como baños y un área infantil.
  • Dependiendo del transcurso, es posible que necesite un local para talleres, asesoramiento, cocina, etc.

¿Cómo conseguir un espacio adecuado para el huerto intercultural?

  • Averigüe quién es el propietario o el usuario del espacio, como por ejemplo el municipio, las iglesias de la zona, cooperativas, instituciones socioculturales, centros sociales, centros de barrio o centros de educación ambiental, las asociaciones de jóvenes, los administradores, los agricultores o incluso los particulares.
    • Si no tiene ningún lugar pensado, comience su búsqueda contactando con el ayuntamiento.
    • Si tiene un zona en concreto en mente, averigüe quien es el propietario consultando el registro de la propiedad y póngase en contacto con él.
  • Una vez que esté en contacto, puede ser útil llevar consigo una idea inicial del proyecto con fotos y experiencias en otras ciudades.

A estas alturas ya deberían estar formado el grupo - haciendo un plan sobre cómo involucrar a más personas: tanto hortelanos como simpatizantes. La planificación debe hacerse junto con todas las partes interesadas.

Pasos de planificación necesarios:

  • Recoger las peticiones y necesidades de todos los miembros del grupo: ¿Qué debería haber en el huerto? ¿Hay algo que demandemos todos? ¿Qué podría ser causa de conflictos? → Lugares para compartir deseos
  • Unificar estas ideas:
    • Conseguir el plano de la parcela o dibújelo usted mismo
    • Registrar lo que ya está ahí y lo que no se puede cambiar
    • Comprobar la situación del agua. ¿Existe una instalación o un pozo en el sitio? ¿Se puede recoger el agua de lluvia? ¿Quiénes son los vecinos?
    • Analice la condición del suelo: ¿Es impermeable? ¿Es apto para plantar directamente en el suelo (contaminación)?
  • Consultar con el/los propietario/s de la parcela
  • Los vecinos podrían sentirse molestos por el aumento del ruido y los "nuevos habitantes". 
  • Valore si puede haber usuarios de manera informal del área, incluyendo personas con perros, adolescentes o niños que se reúnen aquí o juegan, personas que usan los senderos como atajos, etc. 
  • Para evitar conflictos con los usuarios informales, es aconsejable visitar "su parcela" en diferentes momentos y hablar con los residentes (incluidos los niños y jóvenes locales) para averiguar cómo la están utilizando. Puede informar a la gente sobre sus planes.
  • Ponga un cartel con la información básica tan pronto como sea posible y no olvide añadir un correo electrónico de contacto y una invitación para unirse al huerto.

INVOLUCRAR A LOS PARTIPANTES

¿Cómo ponerse en contacto con los potenciales participantes (hortelanos y usuarios del huerto)?

  • Organizar un evento informativo para los vecinos. → Ver también aquí
  • Hacer circular una lista, donde las personas interesadas puedan inscribirse.
  • Utilizar el periódico local u otros medios de comunicación locales para informar sobre su proyecto.
  • Intentar invitar a un grupo lo más amplio posible a este evento y, si es necesario, vuelve a organizarlo.
  • Si ya tienes una parcela, invita a la gente a entrar.
  • Tenga regularmente reuniones abiertas y publique las fechas con anticipación.
  •  Ofrezca múltiples posibilidades para que la gente pueda ponerse en contacto con usted.
  • Informar a las instituciones y asociaciones relevantes de la zona sobre el proyecto y pedirles que corran la voz. 

¿Cómo entrar en contacto con los inmigrantes?

  • Póngase en contacto lo antes posible con las asociaciones de inmigrantes y refugiados, iglesias, organizaciones y socios potenciales que trabajan con este colectivo.
  • Fomentar el contacto personal y la confianza. Los voluntarios, los técnicos  y técnicos sociales que trabajan con refugiados tienen experiencia y pueden generar confianza.
  • Pídales que organicen un evento informativo o que se acerquen Al huerto junto con los inmigrantes y refugiados.→ Un ejemplo de un enfoque exitoso: el “Neighbourhood café”

¿Cómo explicar el huerto intercultural a los inmigrantes?

  • Pensar en los problemas de lenguaje; trabaje con pictogramas, dibujos y fotos sencillas. Puede ser complicado explicar el sentido y el valor de un huerto intercultural.
  • Considerar que el interés por la horticultura no es necesariamente el foco de atención de los inmigrantes. Los huertos pueden ofrecer mucho más siendo lugares de encuentro y aprendizaje.
    Por ejemplo: celebrar fiestas, organizar picnics, cocinar y cenar juntos, hacer manualidades, talleres, cursos de idiomas, actividades creativas con niños o simplemente el permitir el acceso a la naturaleza, el encuentro con otras personas y la recreación.  →  Una gran variedad de ejemplos se pueden encontrar aquí 
  • Invitar a los inmigrantes a fiestas, picnics, talleres o simplemente a la horticultura o a "disfrutar del huerto".  → Sólo hay que organizar un "picnic comunitario".
  • Si un proyecto de huerto intercultural todavía se está planificando junto con los inmigrantes, visite con ellos los proyectos de huertos (interculturales) ya existentes en la zona para continuar desarrollando la idea. → ¿Quizás haya un ejemplo de buenas practicas cerca de ti?

Acceso al huerto

  • Si un huerto intercultural se encuentra en el terreno de un albergue para refugiados, no es fácil que otros miembros de la comunidad cercana puedan conocerlo. Ofrecer horarios adaptados o darles un permiso de acceso especial. → Ejemplo de un huerto integrado en un hogar para refugiados
  • Pregunte a los técnicos sociales o a otros proyectos e intente establecer un acceso fácil para los hortelanos del vecindario.
  • Tenga en cuenta que los refugiados viven aquí por lo que hay que respetar su derecho a la privacidad.
  • Los huertos interculturales no siempre están cerca de los alojamientos para refugiados. Si el huerto se encuentra lejos, es recomendable un lugar para recoger a las personas participantes. Tenga en cuenta que no todas las personas pueden ir en bicicleta, así que piense en el transporte público o en los minibuses.

  • Todos los huertos interculturales son diferentes y son creados de manera individual.
  • Es precisa una buena comunicación verbal. → Ver también el módulo de formación 3: retos lingüísticos
  • Es aconsejable visualizar todas las tareas (anotar / trabajar en equipo) y pensar en las responsabilidades.
    Se pueden crear grupos de trabajo para temas o responsabilidades específicas
  • Tomar decisiones importantes en una sesión plenaria.
  • Es importante que la coordinación no esté en manos de una sola persona, para que si ésta se va, el proyecto no corra riesgos.
  • Hay experiencias positivas en las que se desarrollan conjuntamente  las reglas dentro del grupo del huerto para asegurar una buena interacción.
    Por ejemplo: el cuidado de las parcelas,  de las áreas comunes, el uso racional del agua, el cuidado de los productos de desecho, el manejo de las herramientas, la realización de barbacoas.
  • Debatir si es necesario establecer reglas para utilizar  un idioma común (generalmente el del país anfitrión).
  • Las reglas de comunicación ("qué hacer, cómo hacer, cómo tomar decisiones") son puntos importantes en la agenda del proyecto.
  • Las reglas no deben ser fijas ni rígidas desde el principio, sino adaptadas a medida que el proyecto se desarrolla. Principios de la cooperación en la acción 
  • Los nuevos hortelanos que se incorporan deben tener la oportunidad de participar los temas importantes, los cambios y las novedades en el huerto.

  • Es importante, en los huertos interculturales que no tienen parcelas individuales, establecer acuerdos claros e informar sobre el "estado del trabajo en el huerto",
    por ejemplo: cuándo/dónde/qué se hace y qué queda por hacer.
  • Algunos huertos interculturales usan redes sociales para describir tareas, eventos y nuevas actuaciones - ¡pero ninguna herramienta virtual puede reemplazar el contacto personal!
  • Evite demasiadas reglas y restricciones:
    Es difícil entender las reglas y su aplicación en diferentes situaciones. Demasiadas reglas poco claras pueden llevar a los inmigrantes a no atreverse a hacer nada por sí mismos.
  • No todas las personas involucradas en el huerto intercultural tienen  correo electrónico o smartphone; ¡no a todos les gusta usar las redes sociales!
  • Los “hortelanos conectados" pueden pasar información a aquellos que no tienen correo electrónico o acceso a Internet.
  • Hacer visible la información y las políticas más importantes del huerto en un lugar accesible (tableros de información, diario del huerto, etc).
  • La gente viene solo una o dos veces:
    Intente dar la bienvenida a todas las caras nuevas. Muéstreles los alrededores, responda a las preguntas, pregúnteles qué quieren hacer., etc. En definitiva:motivarles a participar.
    ¡Motívales para que vuelvan!

MANTENIMIENTO COTIDIANO DEL FUNCIONAMIENTO DEL HUERTO

  • Analice las condiciones de la parcela; valore junto con el grupo de hortelanos qué recursos se necesitan. Vea también aquí
  • Planifique de forma modular y empiece con lo más básico (por ejemplo, la disposición de las parcelas,los sustratos, las semillas,las plantas, el agua, las herramientas,etc). "Piense en baja tecnología"
    Haga una lista de materiales y pregunte lo que realmente se necesita y lo que es más “conveniente de tener".
  • Piense en las cosas que posiblemente se pueden adquirir de segunda mano y en los materiales que se pueden reutilizar, reparándolos o reciclándolos; compartidos o prestados. Prácticas de reciclaje
  • Incorporar personas que puedan donar materiales o servicios.
  • Elaborar un presupuesto de la inversión necesaria y de los costes operativos.
    → Puedes encontrar más información aquí
  • Pida al centro de jardinería local, a las tiendas de bricolaje cercanas o a los responsables de parques y jardines que patrocinen material (sustrato, plantas, madera, piedras), herramientas y servicios (por ejemplo, transportes).
  • Los fondos propios pueden ser generados con pequeñas contribuciones regulares de los hortelanos: por ejemplo, preparación de "café y pasteles", pequeñas cuotas para talleres o actividades similares.
  • Para inversiones mayores, consulte con fundaciones y convocatorias y aclare si su organización puede aceptar legalmente donaciones financieras.
  • Piense en las formas de financiamiento colectivo (crowfounding).

→ Puedes encontrar más información aquí

  • Los huertos interculturales enfocados como proyectos de integración social pueden desarrollar su potencial cuando existen personas que tienen el tiempo y los conocimientos necesarios para coordinar y desarrollar el proyecto. Las tareas son variopintas y, según la planificación,puede resultar difícil hacer todo lo necesario de forma voluntaria. Las tareas deben ser explicadas, comprendidas y distribuidas. Pero no todas las personas pueden o quieren contribuir en la misma medida, a veces motivado por la falta de confianza en sus capacidades. Distribución de las tareas: coordinación del proyecto, invitación a reuniones, mediación,relaciones públicas e información, promoción,creación de redes y fomento de la cooperación,recaudación de fondos,planificación de actividades para la integración social más allá de la horticultura, etc.
  • Comunicar de forma efectiva tanto interna como externamente, enfocando de manera constructiva las situaciones de conflicto.

→ Link módulo 5

  • En los huertos interculturales el contacto personal y la confianza son factores importantes. El trabajo con los inmigrantes requiere de unos conocimientos previos, así como el soporte y la asistencia constante hacia este colectivo.
  • En algunos países puede ser difícil recaudar fondos para contratar personal remunerado: se pueden encontrar trabajadores a tiempo parcial o trabajadores autónomos.
  • Los coordinadores y voluntarios deben pensar en cuánto tiempo pueden "invertir" en el proyecto y ajustar los planes y objetivos.
  • Es interesante encontrar más gente que pueda y quiera formar parte de la organización. Pregunte a los hortelanos, a otros usuarios de los huertos y a los socios del proyecto si pueden asumir tareas de índole más específica.
  • Ofrezca prácticas y póngase en contacto con escuelas, universidades y otras instituciones educativas.
  • Trabaje junto con centros de voluntarios y plataformas relevantes.
  • Las reuniones regulares son una oportunidad para que los hortelanos y el grupo se reúnan, obtengan información, hagan preguntas, discutan, decidan y planifiquen las tareas y el trabajo práctico a realizar. Se puede comenzar o finalizar con una comida como incentivo adicional para participar en estas reuniones.
  • Organizar "días del huerto" periódicamente una vez a la semana o dos veces al mes para que se reúnan los usuarios. → Ejemplo de "Días de Puertas Abiertas "
  • En los huertos donde los inmigrantes tienen sus propias parcelas, es importante que las personas que conocen o las que acogen a (nuevos) inmigrantes estén allí a horas fijas para que no se sientan perdidos o desamparados.
    Hay que tener en cuenta que no siempre se respetan las citas y acuerdos: los tiempos se entienden y viven de manera diferente en las distintas culturas.

  • Recomendamos usar medios de comunicación visibles y eficaces, como por ejemplo pancartas o carteles resistentes a las condiciones meteorológicas. Colóquelos en lugares públicos cercanos (bibliotecas del barrio, iglesias, comunidades de vecinos) y pídales que distribuyan los dípticos.
  • Establezca un sitio web del proyecto con una newsletter y un correo electrónico de contacto y -según los grupos destinatarios- utilice redes sociales convenientemente actualizadas. Preste atención a las fotos. Asegúrense de seguir la Ley de Protección de Datos (LOPD).
  • Mantén contactos con la prensa desde el principio. Informar a los periódicos locales y a las iglesias.
  • Pedir todos los contactos o enlaces de los medios de comunicación o grabaciones - independientemente de si es radio, televisión, medios de comunicación online o impresos. Puede utilizar estos materiales y enlaces para realzar las relaciones públicas y solicitudes de subvenciónes.

Comunicación con los inmigrantes en el grupo

Canales y medios de comunicación

  • Utilizar la comunicación directa en conversaciones de pequeños grupos en el mismo huerto.
    Usar tableros informativos donde la información más relevante sea fácilmente comprensible en el idioma del país o multilingües. Las aplicaciones de traducción en los smartphones pueden ser útiles.
  • Acordar con el grupo un medio para compartir la información y cómo mantener el contacto entre si.

  • Con el fin de establecer el huerto intercultural como un lugar para todas las personas, la comunidad se abre y piensa en actividades más allá de la horticultura. La integración social precisa del intercambio personal.
  • Ideas rápidas para actividades:
    Mostrar películas, organizar conciertos, lecturas, talleres y debates abiertos; actividades para niños; ofrecer a los vecinos un día para usar el huerto en reuniones y barbacoas; crear jornadas de cocina periódicas, donde los hortelanos puedan cocinar platos típicos de sus países de origen; invitar a los apicultores a instalar algunas colmenas; invitar a escuelas de idiomas y otras iniciativas pertinentes que puedan ser de interés para los inmigrantes y los refugiados;...
    ¡¡No hay límites para las diferentes opciones!!!
    →  Se pueden encontrar buenos ejemplos aquí

DESARROLLAR Y MANTENER EL PROYECTO CON ÉXITO

  • Los huertos interculturales son proyectos participativos. Debatan y decidan juntos cómo los hortelanos y el grupo quieren usar el huerto y cómo el proyecto debe desarrollarse. Piensa en preguntas como: ¿Quién cuidará del huerto durante las vacaciones? ¿Qué ocurrirá con la cosecha?
  • ¿Hay alguna técnica de horticultura que le guste al grupo?
    Por ejemplo: permacultura, cultivos intercalados. → Permacultura.
  • Use la temporada de invierno para restaurar la infraestructura del huerto cuando esté menos ocupada. por ejemplo: ¿Está todo en orden? ¿Los caminos entre
    las parcelas son lo suficientemente amplios?
    ¿Necesita aumentar/disminuir el número de parcelas?
    ¿La comunicación entre el grupo funciona satisfactoriamente?
    ¿Las actividades o eventos están bien organizados?
  • Crear planes de presupuesto anual. Considerar gastos de inversión y de funcionamiento; los gastos de actividades específicas; los gastos de coordinación de los huertos; los gastos de personal.
  • Incluir todas las variables para evitar gastos imprevistos.
  • Pregunte a socios con experiencias, a otros proyectos de huertos, políticos u otras organizaciones para obtener consejos sobre como solicitar financiación.
  • Busque en Internet: hay boletines y bases de datos de convocatorias; busque fundaciones, anuncios y premios.
  • Respete formalmente las especificaciones del proceso de la convocatoria; sin embargo, no dude en ponerse en contacto con las autoridades o los patrocinadores directamente por teléfono.

  • Las redes y las alianzas son esenciales para
    • hacer que el huerto intercultural sea aún más conocido y atraer a más hortelanos, usuarios y voluntarios
    • aprender, donde se puede obtener, compartir o prestar material
    • saber si se pueden utilizar espacios de otras entidades durante el invierno o para reuniones, eventos de cocina u otras actividades
    • estar informado y participar activamente en los asuntos de la vecindad/comunidad
      formar parte del círculo de apoyo a los refugiados e inmigrantes; activar el apoyo si es necesario

Analiza qué tipo de redes ya existen y decide dónde quieres y puedes formar parte. Piensa en tu disponibilidad de tiempo y en los beneficios que tú y tu proyecto obtendrán de ello.

Preguntas para pensar

  • ¿Cuáles son las razones por las que mi huerto intercultural debería existir y con qué temáticas y grupos de personas queremos trabajar en el huerto?
  • ¿Qué grupos de interés se ven afectados por el funcionamiento del huerto intercultural y hay competencias entre estos grupos?
  • ¿Qué voluntarios, asociaciones u otros interesados pueden apoyar activamente la gestión y organización del huerto intercultural? 
  • ¿Qué habilidades adicionales necesita desarrollar el equipo de gestión u organización del huerto para mantener el huerto intercultural de forma sostenible?

Breve test para los gerentes de los huertos. ¿Has entendido el módulo de formación?

SUBIR